El Diputado del Común - Parlamento de Canarias


BÚSQUEDA DE DOCUMENTOS - Avanzada
Contacto          Ayuda               Intranet
 

Consultas exprés   Ayuda

Publicada por  Anónimo (01/12/2017)

Tengo mi residencia habitual en una urbanización de duplex, la vivienda que linda con la mía la han destinado a vivienda vacacional.El caso es que es insufrible, el ruido es constante, el trasiego de personas que van y vienen a cualquier hora, la presión que nos supone depender de la educación y conciencia que tengan los turistas que vienen añadido a tener continuamente personas extrañas como vecinos, sin ningún control. Hemos hablado con el propietario, pero éste se pone de parte de sus clientes, obviamente. Ya nuestros horarios de descanso no dependen de nosotros, sino de otras personas que transitan continuamente la vivienda colindante, cada una con sus ritmos y costumbres que nos son impuestas. Las viviendas se han insonorizado parcialmente, hecho que no ha servido de nada. Nos sentimos indefensos, puesto que no existen leyes que amparen a las víctimas de éste nuevo uso comercial que se da a las viviendas.
Estimada ciudadana:
Le informamos que el artículo 1, de la Ley 7/2001, de 31 de julio, del Diputado del Común, establece que el Diputado del Común es el alto comisionado del Parlamento de Canarias, designado por éste para la defensa de los derechos y libertades constitucionales y supervisará las actividades de las administraciones públicas canarias en sus relaciones con los ciudadanos a fin de garantizar dichos derechos y libertades. En el asunto que nos plantea, no apreciamos, por ahora, actuación de alguna administración pública canaria que pudiera ser susceptible de supervisión por esta Institución.
Respecto a la situación que describe en su consulta, el artículo 5, apartado segundo, del Decreto 113/2015, de 22 de mayo, por el que se aprueba el Reglamento de las Viviendas Vacacionales de la Comunidad Autónoma de Canarias, establece que:
“Queda prohibido, en todo caso, a los usuarios (entiéndase de las viviendas vacacionales):
(…)
b) Realizar cualquier actividad que entre en contradicción con los usos de convivencia, higiene y orden público habituales o que impida el normal descanso de otras personas usuarias del inmueble.
c) Contravenir las normas de régimen interior de la comunidad de propietarios donde la vivienda vacacional se ubique”
Asimismo, el artículo 12, apartado segundo del mismo Reglamento regula que “Cuando se trate de viviendas sometidas al régimen de propiedad horizontal, solo podrán comercializarse como viviendas vacacionales aquellas en las que expresamente no se prohíba dicha actividad por los estatutos de la Comunidad de propietarios.”
En razón de lo expuesto, si su urbanización se rige por la Ley de Propiedad Horizontal, sería conveniente que se pusiera en contacto con su Comunidad de Propietarios, para ser informada si los Estatutos permiten la actividad concernida, o no.
Finalmente, le sugerimos que se dirija por escrito, a la Viceconsejería de Turismo del Gobierno de Canarias, para hacer llegar sus quejas y malestar por la situación que pone de manifiesto en su consulta; para mayor información al respecto, le relacionamos a continuación el enlace a la página web del órgano administrativo citado.
http://www.gobiernodecanarias.org/ctcd/consejeria/EstructuraOrganica/index.html?uo=39166
Atentamente.
Respondida el 07/12/2017